Relatos en la Isla Tintero

Isla Tintero es el lugar donde cualquiera que haya sentido alguna vez la llamada de las palabras debe parar al menos una vez en la vida.

Por qué leer ensayos y cómo no morir en el intento

¡Buenas a todos! Hoy dejo un momentito la ciencia aparcada para hablar de los ensayos, ese género que parece olvidado. Hace tiempo que me he aficionado a leerlos, y me da pena ver que en mi entorno parecen quedar algo relegados, como si fueran algo aburrido y que no sirve para nada en esta época de Internet.

Pues bien, en esta entrada os quiero animar a probar el ensayo, dándoos razones MUY SERIAS y además, os voy a dar también algunos consejos para no morir en el intento. Por último, os recomendaré algunos libros con los que podéis empezar.

leer ensayo

¿Por qué deberías leer ensayo?

Razón número 1: aprendes muchísimo

La primera razón para leer ensayos que os doy es que aprendes muchísimo. Posiblemente, para muchos eso ya sea razón suficiente, al menos para mí lo es. Pero igual otros estáis diciendo “Pero Raquel, ¿para qué quiero aprender con libros si ahora tenemos el Internete?”. Pues bien, en mi opinión, pensar así es un error enorme. Pero no pasa nada: todos nos equivocamos.

La diferencia principal está en el enfoque. Pongamos que quieres aprender sobre los agujeros de gusano: puedes ir a Wikipedia, ver vídeos de Youtube, leer artículos de blogs… Posiblemente cuando acabes creerás que sabes mucho de agujeros de gusano. Pero los agujeros de gusano no son algo aislado en este mundo: están interrelacionados con las dimensiones del universo, con la energía, con la astronomía…, vamos, que tienen que ver con un montón de conceptos de física y matemáticas. Y estaréis de acuerdo conmigo en que no se puede saber mucho de un tema si no conoces lo que le rodea. Es como si alguien te dice que sabe muchísimo de violines sin saber absolutamente nada de música: es fácil que su conocimiento esté incompleto.

agujero de gusano

Los libros, al menos en su mayoría, te dan una visión más global. No se limitan a explicar un solo concepto, sino que ahondan más en un tema en general. Claro que eso de primeras puede parecer una tontería “¿Para qué leer un libro de 470 páginas de física solo para investigar un poco de agujeros de gusano?”. Porque no te explica solo eso, sino lo que les rodea. Lo que necesitas para entenderlo, incluso cosas que ni siquiera pensabas que necesitabas.

OJO, no estoy diciendo que leyendo en Internet no aprendas. Para nada, soy la primera que toma muchísima información de vídeos y webs. Pero estoy diciendo, después de haber leído bastantes libros de ensayos, que la información que te proporciona uno u otro tiene un enfoque muy diferente.

Razón número 2: te ayuda con tu escritura

No hay que olvidar que las personas que escriben ensayos también son escritores. Y además, muchos de ellos son muy buenos. Leer ensayos y fijarte en el estilo de los escritores puede ayudarte en tus propias novelas. Por ejemplo, la mayoría de los libros de ensayo que he leído están escritos en un estilo claro y conciso, que resulta muy necesario para poder seguir lo que se cuenta. Por otro lado, la mayoría también son muy amenos: los escritores saben que están contando cosas complicadas y que si los hacen aburridos, el lector acabará dejándolos.

Por eso, si os veis con poca soltura a la hora de explicar el worldbuilding de vuestro mundo (¡hola, escritores de cifi!), pecáis de plastas a la hora de describir conceptos o simplemente queréis mejorar (sí, porque todo el mundo tiene algo en lo que mejorar), leer no ficción es una gran forma de pulir vuestro estilo.

Además, también tienen un gran trabajo de estructurar la información: no la han cogido y directamente la han vomitado en el libro. Sé que esto os cuesta a muchos, así que igual os podría ayudar. Por otro lado, acordaos de que los autores son expertos en un tema enorme y han conseguido simplificarlo todo para que lo entendamos nosotros, el resto de los mortales. Así que, si ellos han podido, vosotros podéis aprender de ellos y hacerlo también.

Razón número 3: te hace pensar en cosas en las que nunca habías reparado

Esto viene por lo mismo que he dicho antes: te da un enfoque global. Como el autor está tratando el tema del que quieres obtener información de forma mucho más amplia que tú, seguro que menciona algún concepto en el que no te habías parado a pensar. Mejor aún, seguro que lo explica bastante en detalle.

Quizás si estabas pensando en un agujero de gusano, un ensayo pueda darte la idea de usar otro tipo de máquina del tiempo. O de meter seres interdimensionales en la novela. O en escribir una secuela con nuevos conceptos.

Siempre he defendido que la realidad es una fuente de ideas valiosísima (y como prueba, mis artículos de Ciencia Para Escritores), y los ensayos son eso, una buena dosis de realidad, pero encima bien explicada. Por eso, si estáis faltos de ideas nuevas, es mucho más productivo leer un ensayo que leer ficción (donde es más probable que os salga un plagio si os inspiráis).

95db66802131e69edfc580a8ec9236ec

¿Cuántas veces he hablado de este libro en este blog? (No es ensayo, pero lo que plantea es un tema recurrente en la divulgación científica).

Razón número 4: te entretienen

Pues claro que te entretienen. Los libros de ensayo no son libros de texto que tengas que empollar para un examen, sino que están escritos de forma clara y amena. Las cosas que se cuentan son interesantes de verdad, sobre todo si tienes una mente curiosa como la mía.

Leer no ficción no es un deber, algo que tengas que hacer para mejorar como persona o como escritor, sino que puede ser un hobbie como otro cualquiera. Aprender cómo funciona el mundo, descubrir cosas que antes no sabías o simplemente leer sobre un tema que te guste te puede reportar tanta satisfacción como leer una novela de aventuras o de terror. Solo tienes que animarte.

Consejos para no morir en el intento

Consejo número 1: empieza por lo sencillo

Para empezar a leer ensayo, yo te recomendaría que no fueras a lo bruto. Escoge un libro que vaya sobre un tema que más o menos conozcas. Por ejemplo, si sabes algo de biología, elige un ensayo de biología en lugar de sobre mecánica cuántica, ya tendrás tiempo de pasar a eso más tarde.

Por otro lado, échale un ojo antes de empezarlo para ver en qué estilo está escrito. De sobra sabemos que hay divulgadores que escriben de forma mucho más amena que otros, así que si puedes empezar por los primeros, mejor que mejor.

Además, sé que no debería decir esto, pero no vayáis a por los más largos. Si son más cortitos, posiblemente os cuesten menos. Y otro puntazo es que tengan capítulos separados, de tal forma que podáis leerlo a trozos o saltaros partes. De verdad que se hace mucho más llevadero.

Consejo número 2: no es un deber: no te lo tomes como tal (sí, acabo de decirlo, pero es que es importante)

Leer ficción es algo fácil y placentero. Sin embargo, el ensayo a menudo se percibe más bien como una tortura, algo que debes hacer: porque te lo han mandado, porque estás buscando información de un tema concreto, porque quieres posturear…etc, etc, etc. Y creo que ese es el mayor error: tomarte un libro de ensayo como algo que debes leer, no que quieres leer. (En realidad, esto se podría aplicar a cualquier lectura, pero es más habitual que pase con la no-ficción que con la ficción).

Resultado de imagen de el hombre que confundio a su mujer con un sombrero

Un ejemplo de “lo sencillo”.

Coge un libro que te apetezca leer, por ejemplo, porque el tema te llame la atención y ponte a ello with the calm. Recuerda que no te vas a examinar luego de eso, así que no es cuestión de aprendérselo todo de memoria, es cuestión de entender y disfrutar.

Y esto me lleva a…

Consejo número 3: no te estreses si no puedes con él

A ver, tranquilo. Es normal que no puedas con un libro de ensayo. Hay algunos que son muy densos, incluso aunque versen sobre un tema del que ya sabes algo. Así que si tienes que dejarlo, déjalo sin remordimientos, ni culpas, ni “Ay, ay, ay, soy un fracasado”.

Lo puedes volver a coger cuando quieras, o puedes no volverlo a coger nunca en tu vida. Pero tómatelo con calma, que si no te dará un infarto. Sin ir más lejos, yo acabo de terminar “Hiperespacio” de Michio Kaku, pero era el segundo o tercer intento si no voy mal. Así que, si yo puedo, vosotros también.

Consejo número 4: puedes parar a buscar información

De hecho, debes. Si te estás agobiando porque no sabes lo que es ese ácido nucleico que el autor menciona todo el rato, ¿no será mejor que te pares a buscarlo? Y no solo buscar información en Internet, también puedes preguntar a alguien o incluso consultar otros libros jeje.

Si entiendes lo que lees te será mucho más fácil seguir el hilo. Si no, cada vez que aparezca un concepto que no pillas del todo será como cuando estás intentando dormir en verano y tienes un molesto mosquito dando vueltas por la habitación.

Consejo número 5: vuelve atrás todas las veces que haga falta

A veces, cuando estás leyendo, no te das cuenta de que no te estás enterando de nada. Cuando lees ficción, esto puede ser más o menos grave dependiendo del libro, pero cuando lees ensayo, puede llevarte al desastre CHAN CHAAAN.

Por eso, si no estás entendiendo lo que vas leyendo, lo mejor es que vuelvas unas cuantas páginas atrás, a terreno seguro y comiences de nuevo desde ahí. ¡Desde luego, vale más entender lo que lees que terminar deprisa!

Consejo número 6: alterna con ficción

Este consejo viene bien porque a veces hay que despejarse un poco y cambiar de aires. Hay ensayos que pueden ser bastante densos y absorbentes, así que a veces es necesario parar un poco y coger otra cosa más ligera.

Sobre todo, os recomiendo que alternéis con algún libro que incluya los conceptos que estáis “estudiando” en el ensayo, así podéis relacionar conceptos y fangirlear (es lo que yo hago, aunque no siempre es posible).

Algunos títulos con los que empezar

Física del futuro y Física de lo imposible (Michio Kaku)

En estos libros, como su nombre indica, este divulgador y físico teórico usa la ciencia para explicar qué aspectos de la ciencia ficción son imposibles y por qué. También explica qué tecnología es posible que exista en el futuro. La verdad es que Kaku escribe muy bien (tiene muchísima experiencia) y estos libros son ideales para empezar, porque hay muchísimas referencias a la ficción, están explicadas de modo clarísimo y además, tienen capítulos separados para que puedas leer a trozos.

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (Oliver Sacks)

En este ensayo, el psiquiatra Oliver Sacks describe casos curiosos de pacientes que vio durante su carrera, explicando así diferentes trastornos. Está hecho muy para profanos, os lo aseguro, y además tiene la ventaja de que es en primera persona, con lo que te identificas más con el doctor. Por otro lado, como está compuesto por diversos casos, también es ideal para leer a cachos.

Una breve historia de casi todo (Bill Bryson)

Este libro es básicamente eso, un repaso de la historia del mundo, pasando por todas las ciencias y explicando cómo se han dado los avances que nos han llevado hasta donde estamos ahora. La verdad es que ni es corto, ni tiene capítulos separados, pero se lee bastante fácil porque es muy ameno. Me lo mandaron leer en primero de carrera (y entraba en examen) y la verdad es que lo acabé disfrutando bastante.

Resultado de imagen de una breve historia de casi todo

La historia del tiempo (Stephen Hawking)

Este libro es un clasicazo, aunque es más nivel experto. No es demasiado sencillo de leer, sobre todo porque se tratan conceptos bastante complicados, pero la verdad es que yo lo disfruté mucho, sobre todo por las cosas que plantea. Tomáoslo con calma y lo disfrutaréis.

Algunos libros que todavía tengo pendientes

He leído bastantes libros de ensayo, pero ni de lejos todos los que me gustaría. Así que para finalizar os voy a dejar algunos que todavía tengo pendientes, y así me podéis decir qué tal están:

El pulgar del panda (Stephen Jay Gould): un libro sobre evolución que me han pintado muy bien.

Vamos a comprar mentiras (José  Manuel López Nicolás): donde el autor desmonta usando la ciencia alimentos y cosméticos que te venden como milagrosos.

El futuro de nuestra mente (Michio Kaku): supongo que va en la línea de los anteriores, pero es que este hombre me gusta mucho como divulgador.

El gen egoísta (Richard Dawkins): porque todo el mundo me ha hablado muy bien de él y quería comprobarlo con mis propios ojos.

La vida inmortal de Henrietta Lacks (Rebecca Skloot): cuenta la historia de la mujer que dio al mundo las células HeLa. Creo que después de haber trabajado con estas células, lo menos que puedo hacer es leerlo.


Y esto ha sido todo por hoy. Espero de verdad que os animéis a descubrir este género tan interesante y a menudo poco valorado. Si os ha gustado, no olvidéis compartir en las redes. Y si tenéis alguna sugerencia, dejadla en los comentarios para que la pueda apuntar en mi lista de pendientes. ¡Hasta el próximo domingo!

Anuncios

4 comentarios el “Por qué leer ensayos y cómo no morir en el intento

  1. LuLu Von Flama
    mayo 7, 2017

    Me ha encantado esta entrada.
    A mi me hicieron leer el libro de “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” y he de recomendarlo a todo el mucho. Es muy ameno y curioso.

    Estoy de acuerdo en todo lo que expones. Aprendes, y luego puedes hacer ciencia ficción creíble. Aprendes a explicarte mejor también. Incluso la cifi blanda tiene que tener una pequeña base.

    Me gusta

  2. capirotada
    mayo 14, 2017

    Los ensayos es el siguiente paso en la formación de un lector, no es por menospreciar a la ficción, pero no estaría mal variar un poco el tipo de literatura.

    Gracias por las recomendaciones, Michio Kaku ya lo conocía por el programa “el universo” y estoy ansioso por leer sus artículos.

    Como me recomendaste ensayos, yo también: “La nueva mente del emperador” de Penrose, un ensayo sobre las IA y el dilema de mente-cuerpo desde la perceptiva de la física. Hay temas como las maquinas de Turing, agujeros negros, teoría cuántica, fractales y un largo etcétera.

    Buen artículo

    Le gusta a 1 persona

    • soyperry
      mayo 14, 2017

      ¡Muchísimas gracias! Sé quién es Penrose, pero no he leído nada suyo y tiene muy buena pinta, así que me lo guardo. ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 7, 2017 por en escribir.

Contador de visitas

  • 28,565 visitas

Introduce tu dirección de correo electrónico para recibir un email avisándote de cada nueva entrada

Follow me on Twitter

A %d blogueros les gusta esto: