Relatos en la Isla Tintero

Isla Tintero es el lugar donde cualquiera que haya sentido alguna vez la llamada de las palabras debe parar al menos una vez en la vida.

Ciencia para escritores: escala de civilizaciones de Kardashov

No sé si habré comentado alguna vez que me encanta la ciencia. Por si acaso no: me encanta la ciencia. Me apasiona. Lo repito para el que no estuviera atento: me encanta la ciencia. ME ENCANTA LA CIENCIA.

ME ENCANTA LA CIENCIA

Está bien, ya paro, supongo que ha quedado claro. Bueno pues, a lo que iba. He decidido crear esta sección por dos razones. La primera es que me pone muy nerviosa encontrarme inconsistencias científicas en los libros, es algo que me saca totalmente de la historia (aunque tampoco me ocurre muy a menudo, mejor prevenir que curar). La segunda es que me gusta escribir en el blog pero quería tocar nuevos temas, así que os presento la flamante Ciencia para escritores, donde iré explicando de manera sencilla conceptos científicos y contando cómo se pueden aplicar a vuestros escritos.

¿Qué encontraréis aquí? Bueno, casi de todo aunque os aviso que mis temas favoritos son la astronomía y la biología en todas sus variantes.

Por el momento, hoy quería hablaros de algo que me parece apasionante: la escala de civilizaciones de Kardashov. En general podríamos decir que es una forma de dividir a las civilizaciones según el potencial que tengan para aprovechar la energía. Sin embargo, lo importante de esto es que da un paso más allá de lo que conocemos y prácticamente desafía a lo infinito. ¡Escritores de ciencia ficción, estad muy atentos!

 

Una pequeña introducción

En 1964, Nikolai Kardashov, un astrofísico ruso en busca de vida extraterrestre (qué sorpresa) diseñó una escala que dividía a todas las posibles civilizaciones en tres niveles según su modo de aprovechar la energía disponible. Posteriormente otros científicos ampliaron la escala a dos niveles más, que Kardashov inicialmente no había considerado, tal y como dijo, por ser demasiado avanzados. Sin embargo, los teóricos que las incluyeron pensaron que el salto de energía de una civilización Tipo III a una de Tipo IV era factible. Yo voy a incluir las cinco, ya que en mi opinión esto es física teórica y ¿qué sería de la física teórica sin teorías? (perdón, pero no me he podido contener).

Además, creo que es importante remarcar que esta escala no solo nos sirve para conocer la energía utilizable, sino sobre todo para conocer el grado de avance de una civilización. Como sabréis, a más energía utilizable, mayor grado de tecnología y por ello esta escala es utilizada por los científicos del SETI para la búsqueda de vida inteligente y su clasificación.

Nota: como este señor era físico, cosa que yo no soy, él hizo las descripciones matemáticamente, es decir, calculando los Julios de energía que podrían utilizar. Yo creo que no nos aporta nada y me saltaré esto, explicando directamente qué implica cada nivel.

 

 Civilizaciones de Tipo I

Este tipo de civilizaciones son aquellas capaces de utilizar toda la energía disponible en un planeta. Existirían sistemas muchísimo más potentes que los que tenemos actualmente que permitirían a esta civilización recolectar y almacenar la energía que les llega de diversas formas.

Esto posiblemente implicaría que la especie podría controlar la totalidad de su planeta: posiblemente serían capaces de modelar la geología a su antojo y también de controlar el clima, así como los volcanes, terremotos…etc. Aunque estos cambios ahora mismo parezcan imposibles son la etapa más factible para una civilización “similar” a la nuestra y remarco lo de similar porque enseguida voy a hablar sobre ello.

¿Cómo se retrata una civilización Tipo I en una historia? En mi opinión, la clave está en que la cantidad de energía que se recibe se puede canalizar para ser usada en muchísimos procesos. Aparte de poder controlar el clima y la geología, esta especie posiblemente tendría un programa espacial muy desarrollado y seguramente hubiera ya visitado otros planetas de su mismo Sistema Solar (salir de su Sistema Solar ya es algo más complicado y depende en parte del emplazamiento de esos sistemas).

Como habréis podido ver, los seres humanos estamos aún bastante lejos de alcanzar esta escala, y por ello se nos considera una civilización Tipo 0. Ya sabéis que nosotros, de primeras, somos capaces de aprovechar parcialmente la energía solar, eólica e hidráulica del planeta (hablo de las renovables porque en el camino hacia una civilización más avanzada, las fósiles no nos van a servir de mucho) pero no en su totalidad, ni mucho menos. Sin embargo, y aunque parezca irrealizable, Michio Kaku, un importante divulgador y físico teórico, ha determinado que en unos 100 o como mucho 200 años los seres humanos llegaremos a ser una civilización de Tipo I. Impresionante ¿verdad?

 

Civilizaciones de Tipo II

Llegamos al siguiente paso: las civilizaciones de Tipo II, que son aquellas capaces de aprovechar toda la energía de una estrella. Con esto no nos referimos a aprovechar simplemente la luz solar que le llega, ya que eso sería de Tipo I, sino controlar la estrella en su totalidad. Aunque hay varios métodos (teóricos, por supuesto) para conseguir esto, dos son los principales y más factibles a largo plazo:

  • Usar estrellas como gigantescos reactores nucleares, lo que implicaría que la tecnología de la fusión nuclear está ya dominada.
  • Construir “esferas de Dyson” alrededor de la estrella, una esfera que rodearía por completo a la estrella, recolectando toda la energía y enviándola después al planeta donde fuera a ser usada.

 

dyson_sphere

Esfera de Dyson, capaz de recolectar toda la energía de una estrella.

Una civilización de tipo II tendría poder no sólo para controlar por completo su propio planeta, sino también para controlar otros cuerpos celestes. Es posible que con toda la energía que reciben fueran capaces de, por ejemplo, mover planetas de sitio (tanto el suyo propio como otros del mismo sistema solar) o incluso desintegrarlos. Viendo esto, os podéis imaginar cómo será su programa espacial: lo más probable es que puedan viajar de sistema a sistema más fácilmente de lo que nosotros vamos a comprar el pan.

¿Cómo encaja una civilización de Tipo II en una novela? Viendo el poder que tienen, es difícil imaginar cómo una civilización así podría ser destruida, y de hecho, hay quien clasifica ya a este nivel como “inmunes a la extinción” (aunque personalmente, yo creo que es pasarse). Aún así, basta con que penséis en cómo sería una guerra entre dos civilizaciones de Tipo II.

 

Civilizaciones de Tipo III

Pasar de una civilización de Tipo II a una de Tipo III supone un salto de energía increíble, ya que estas especies son capaces de aprovechar toda la energía disponible en una sola galaxia. Por si alguien no lo sabía, os informo de que las galaxias más pequeñas, llamadas enanas, contienen 10^7 estrellas (es decir, diez millones), mientras que las llamadas gigantes pueden tener 10^14 (un uno seguido de catorce ceros). Impresionante.

Llegados a este punto ya es difícil imaginar lo que podría conseguir una civilización como esta, pero podemos dar por seguro que serían seres intergalácticos, capaces de viajar de una galaxia a otra e irlas colonizando. Además, también se cree que la tecnología habría permitido crear robots capaces de autorreplicarse, con lo que podrían ser estos los que guiaran la conquista.

Viendo esto, se hace difícil organizar a unos seres de Tipo III como seres “orgánicos”, y de hecho, yo creo que no se parecerían en nada a los seres humanos: serían cyborgs o incluso robots completos. Sin embargo, seguirían limitados por las leyes de la física, por ejemplo, no podrían superar la velocidad de la luz.

En una novela, una civilización Tipo III nos hace salir del concepto que tenemos de humano y nos lleva a una nueva especie totalmente diferente. Creo que es muy difícil plasmar algo así en una historia pero aun así, si os animáis no perdáis de vista el hecho de que sus motivaciones y deseos serán muy diferentes de los que conocemos. Además, el concepto de vida, para ellos, será muy diferente ya que seguramente puedan vivir durante milenios, es decir, inmortales a una escala de tiempo humana.

 

Civilizaciones de Tipo IV

A partir de aquí, entramos en terreno desconocido, porque no debemos olvidar que esto ya no está dentro de lo descrito por Kardashov. Según los científicos que la describieron más adelante, una civilización de Tipo IV sería capaz de aprovechar toda la energía del Universo, conviertiéndose con ello en seres capaces de dominar al resto a su antojo. Para Zoltan Galántai, el científico que las describió, son dioses ingenieros que podrían existir sin que nosotros lo supiéramos. Esto se debe a que estarían por encima de las leyes de la física, llevarían millones de años existiendo y tendrían un poder tecnológico muy por delante de nuestra capacidad imaginativa. Incluso hay quien dice que este poder les habría llevado a la cima de la evolución, siendo así seres perfectos, inmortales, omniscientes, eternos y omnipresentes: dioses.

Una civilización de Tipo IV bien puede ser el concepto de Dios en tu historia, un dios más basado en la física y menos en la espiritualidad. Algunos argumentan que este dios existe y que no sabemos de su existencia básicamente porque no tienen ningún interés en nosotros, igual que nosotros tenemos más bien poco interés en las bacterias que nos rodean (y aún así, el salto de energía no es ni remotamente comparable), ya que solo se preocupan por ser creadores. Se dice también que este tipo de seres podrían crear a voluntad y que incluso podrían habernos creado a nosotros.

 

Civilizaciones de Tipo V

Nos estamos acercando (aunque yo creo que llevamos un rato rozando el límite) a lo esotérico más que a lo físico. La civilización de Tipo V es aquella que surge de plantearse dónde está el límite, dando por hecho que el Universo (o los universos) son infinitos. Una civilización de Tipo V sería aquella capaz de controlar toda la energía de todos los universos existentes, es decir, prácticamente infinito.

Como comprenderéis, muchos se niegan a aceptar siquiera la existencia de este concepto. Los seres de Tipo V podrían perfectamente ser los creadores del Universo, es decir, dioses de dioses, capaces de manipular el Universo conocido a su gusto. Serían, por supuesto, capaces de modificar las leyes de la física o incluso los creadores de éstas.

Existen una serie de teorías que relacionan la religión con estas civilizaciones más avanzadas, que no voy a incluir aquí porque llevo ahora mismo alrededor de 1700 palabras y me parece que sería pasarse. Sin embargo, si hemos llegado hasta aquí, puedo admitir que esas ideas no me parecen tan descabelladas.

Para crear historias sobre esta civilización, tu imaginación es el límite, aunque es complicado darle forma a seres que van más allá de todo lo que se puede conocer alguna vez. Sin embargo, también creo que este concepto que es fascinante y aterrador a la ve tiene muchísimo potencial.

 

Conclusión

¿Cómo se pasa de un tipo de energía a otra?¿Hay límite? ¿Y dónde está? Por un lado, todas estas preguntas que pueden surgir al leer sobre estos temas tan teóricos son perfectamente potenciales de ser explotadas en una historia. Por otro lado, todas estas civilizaciones pueden aparecer en una novela de ciencia-ficción para dar transfondo o contexo al relato.

Y por último, el hecho de que existan este tipo de seres, sobre todo los del III al V, pueden servir para explicar multitud de fenómenos, no solo en la ciencia-ficción sino también en cualquier otra historia. Al fin y al cabo, yo creo que ofrecen multitud de posibilidades en todos los contextos posibles y en la gran mayoría de los géneros.

 

Y esto ha sido todo, espero que os haya sido útil pero sobre todo espero que os haya impactado tanto como a mí la primera vez que leí sobre ello y que os anime a buscar más información (habréis podido notar que no incluyo enlaces, pero es que todas las páginas son similares y no amplían demasiado sobre el tema). Ya sabéis, si os ha gustado compartid, difundid y sobre todo, dejad un comentario 😀

Nota 2: si algún experto detecta fallos o incoherencias, por favor que me lo diga y los corregiré volando. Lo he intentado hacer lo más rigurosamente posible, pero soy humana y encima, no física. Por otro lado, si alguien no entiende algo o tiene dudas, que me pregunte. ¡Hasta el próximo domingo!

Anuncios

21 comentarios el “Ciencia para escritores: escala de civilizaciones de Kardashov

  1. Rafa
    febrero 28, 2016

    Como biólogo y amante de la física me fascinan estas cosas. Ya había leído sobre ello, exceptuando el tipo V, pero es que las teorías de este estilo disparan automáticamente la imaginación de un escritor espabilado. Por lo menos a mí me pasa.
    También entiendo vuando dices que te desconcentra mucho de la lectura las inconsistencias científicas. Y la gente por desgracia conoce taaaan poco de evolución… De hecho tenía planteada una entrada sobre ello, pero aún le faltan un par de vueltas. Porque si se conoce la teoría evolutiva se puede dar mucho juego creando seres y especies nuevas. O reinventando las existentes.
    Una entrada genial, en serio. ¡Mil gracias!

    Le gusta a 1 persona

    • soyperry
      febrero 28, 2016

      ¡Buenas Rafa! ¡Aquí una biotecnóloga en proceso!
      Muchas gracias por pasarte por aquí a leerme y por dejarme un comentario. Me alegro mucho de que te haya gustado y bueno, cuando escribas esa entrada házmelo saber porque me apetece leerla. Tienes mucha razón diciendo que la gente conoce muy poco sobre la evolución y me parece un poco triste.
      Muchas gracias de nuevo por el comentario, un abrazo 😀

      Me gusta

  2. Ángel Rubio
    febrero 28, 2016

    Muchas felicidades por este post. Como estudiante de ingeniería y amante de la física como tú tengo que decirte que me ha gustado mucho y sobre todo, que conociendo un poco sobre la teoría de Kardashov, creo que lo has explicado de maravilla. No comparto demasiado las ideas de los tipos IV y V. Como bien has dicho, entran más en la fantasía que otra cosa. Nuestra limitación espacio-temporal, limita nuestra capacidad de expansión y obtención energética, y la física moderna nos enseña que en el mundo macroscópico, controlar el espacio-tiempo es más bien, “difícil”. Además, las leyes físicas, salvo que se demuestre lo contrario son infranqueables. Esto significa que se pueden vencer, como hace un cohete al salir a la atmósfera con la gravedad terrestre, pero no modificar. Siempre he pensado que en nuestra limitación está nuestra grandeza. La técnica es maravillosa, pero jugar “al videojuego del universo con trucos” es un aburrimiento.

    Desde hace tiempo tengo en mente escribir relacionando ideas científicas y técnicas con temas como la vida o el amor. Espero que podamos colaborar mutuamente, creo que una sección como esta tiene futuro.

    Un Saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • soyperry
      febrero 28, 2016

      ¡Buenas Ángel!
      Muchas gracias por leerme y por este pedazo de comentario. A ver por dónde empiezo a responder…Creo que es difícil decidir si las civilizaciones de Tipo IV y Tipo V podrían existir o simplemente son fantasía. Al fin y al cabo, nosotros somos una civilización de Tipo 0, así que sabemos más bien poco.
      Por otro lado, puede que sea verdad que las leyes de la física no se puedan modificar, pero quizás una civilización interdimesional, por ejemplo, pudiera estar por encima de ellas. No me estoy explicando demasiado bien, pero si tienes tiempo échale un vistazo a este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=Ge3Gl5noex4
      Trata sobre las 11 dimensiones del Universo (algo sobre lo que me gustaría hablar en este blog) y bueno, es en cierto modo aterrador.
      Por último, en cuanto a los artículos que quieres escribir, la verdad es que me encantaría leerlos, y yo también espero que surjan colaboraciones. ¡Saludos y gracias de nuevo!

      Le gusta a 1 persona

      • Ángel Rubio
        febrero 28, 2016

        En eso que dices tienes razón. No dejamos de ser una Tipo 0. Igual que la mecánica clásica se tambalea a velocidades cercanas a la de la luz, puede ser que nuestras leyes lo hagan en universos de 11 dimensiones, teniendo en cuenta que nosotros sólo percibimos 4. En cualquier caso, yo soy un orgulloso Tipo 0. Ya iremos viendo para lo de las colaboraciones. No dejes de hacer esta sección. Creo que puede ser buena, buena, buena. 😉

        Le gusta a 1 persona

      • soyperry
        febrero 28, 2016

        ¡Muchas gracias Ángel, nos leemos! 😀

        Le gusta a 1 persona

  3. Cuervo Fúnebre
    febrero 28, 2016

    Cuando has llegado al tipo II estaba pensando: “que menciona la esfera de Dyson” y si no hubieran sido las 9 de la mañana habría vitoreado.

    Has explicado de forma bastante divulgativa todo el tema, que da para mucho, y cualquiera sin conocimiento en el tema lo habría entendido sin ninguna clase de problema.

    Este tema ya lo conocía gracias a la documentación que estuve haciendo para mis novelas que aunque la que tengo entre manos es de género fantástico (en un principio épica pero ahora es más grimdark tras las reescrituras), tengo programada en un futuro un par de ciencia ficción que comparte lore con esta y mi intención es explicar los dioses a través de esto. Por otro lado hay un personaje (no diré cual) que sale y saldrá en todo lo que escribo y que trasciende lo mortal, más cerca del tipo V que del IV.

    En fin, una entrada genial que te deja deseando más de este estilo.

    Le gusta a 1 persona

    • soyperry
      febrero 28, 2016

      Bueno, Cuervo, vienes aquí a crear hype de tus novelas y ¿ahora qué hago yo?¿comerme las uñas hasta que la termines?¿ofrecerme como lectora beta?¿robarte el manuscrito?
      En fin, muchas gracias por leer y comentar, que me hace mucha ilusión 🙂 ¡Un abrazo!
      PD. Veo que tú también has conocido las bondades de la documentación. Desde que escribo ciencia ficción he aprendido muchísimo.

      Me gusta

      • Cuervo Fúnebre
        febrero 28, 2016

        Es todo un halago. Aún queda mucho para que me ponga con las de ciencia ficción, pero un proyecto a cuatro manos que es público (está en un blogger) salir sale, pero no es reconocible *ríe con malicia*.
        Me encanta la parte de documentación porque aprendo una burrada de cosas.

        Le gusta a 1 persona

      • soyperry
        febrero 28, 2016

        Bueno, tendré paciencia. ¡Nos leemos!

        Me gusta

  4. sydcomputacional
    marzo 1, 2016

    No podía no leer lo que escribiste en cuánto lo vi. Ciertamente, aunque me gusta demasiado todo este rollo, conocía los 3 primeros niveles y por supuesto acerca de las esferas Dyson, pero los últimos dos no sabía absolutamente nada.
    Muy buen post, saludos desde México y en cuánto salga un cuento mío a la luz, lo dejaré para que me des tu punto de vista.

    Le gusta a 1 persona

    • soyperry
      marzo 1, 2016

      ¡Buenas! Muchas gracias ^^ A mí también me encanta todo este rollo, deja mucho espacio para fantasear, lo que es genial 😀
      Estaré encantada de leer algo tuyo ¡Saludos!

      Me gusta

  5. Rodrigo Juri
    marzo 1, 2016

    Creo que esta escala es una tontería. Para hacer una curva normal se necesitan más de 30 observaciones válidas. Para hacer una regresión decente al menos unas 10. Para trazar una miserable recta al menos dos puntos… y nos quieren decir como evolucionan las civilizaciones galácticas sin una sola maldita observación? Esto NO es ciencia.

    Me gusta

    • soyperry
      marzo 1, 2016

      ¡Buenas!
      Por supuesto que estas cosas no están basadas en observaciones, ni pueden estarlo. Pero son hipótesis basadas en predicciones lógicas que ni se han podido probar ni posiblemente se puedan a medio plazo. Eso no quiere decir que estas opciones no puedan explorarse y no debamos especular sobre ellas. Al fin y al cabo no son una ley y nadie te obliga a creerlas si no quieres.
      ¡Un saludo!

      Me gusta

  6. Pingback: Ciencia para escritores: ¿estamos solos en el Universo? | Relatos en la Isla Tintero

  7. Pingback: Ciencia para escritores: bioquímica extraterrestre | Relatos en la Isla Tintero

  8. Pingback: Ciencia para escritores: tutorial para viajar en el tiempo | Relatos en la Isla Tintero

  9. Pingback: Ciencia para escritores: piscoquinesia ¿ficción o realidad? | Relatos en la Isla Tintero

  10. Pingback: La teoría del zoo o cómo dudar de la realidad | Relatos en la Isla Tintero

  11. Pingback: Recopilación: toda la Ciencia Para Escritores reunida en un solo lugar | Relatos en la Isla Tintero

  12. Pingback: Convertir la ciencia en religión | Relatos en la Isla Tintero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 28, 2016 por en Ciencia para escritores.

Contador de visitas

  • 28,565 visitas

Introduce tu dirección de correo electrónico para recibir un email avisándote de cada nueva entrada

Follow me on Twitter

A %d blogueros les gusta esto: