Relatos en la Isla Tintero

Isla Tintero es el lugar donde cualquiera que haya sentido alguna vez la llamada de las palabras debe parar al menos una vez en la vida.

Truconsejos para ser más productivo escribiendo

Hace poco pregunté en Twitter que qué era lo que os parecía más difícil de escribir y varios coincidieron en que era ponerse. Aunque ya redacté un artículo con ejercicios para ponerse a escribir y seducir a la musa para que se siente a vuestro lado, con este artículo quiero ir un poquito más allá.

Sí, lo sé, una entrada como otras miles. Podéis iros si queréis. Pero desde ya os digo que mi blog tiene algo que no tienen los demás blogs de escritores, y es que yo no soy escritora (al uso). Al menos no como ellos. Nunca he escrito un libro, sólo disfruto con la escritura y quiero llegar algo más lejos con ella. En verdad soy igualita a cualquiera de vosotros. Por eso creo que esto os puede resultar útil, porque me he dedicado a leer entradas sobre cómo ser más productivo escribiendo (me gustaron sobre todo las de Gabriella Literaria y las de El Libro del Escritor) y las he aplicado para mí. Para alguien que no es profesional ni de lejos y que ve que algunos consejos se le quedan demasiado grandes.
Si es tu caso, empecemos pues.

El primer y más importante consejo es, cómo no, escribe. Yo antes decía “me gusta escribir” pero por H o por B, nunca me ponía. Fue a raíz de leer uno de esos blogs cuando me dije “A partir del lunes no pienso fallar ningún día”. Y llegó el lunes y no fallé. La mayoría de autores recomiendan tener un horario y, a ser posible un lugar específicos para escribir, porque dicen que así el hábito se forma antes y mejor. Yo, que vivo a caballo entre mi habitación, la calle y la universidad, tuve dificultades con este consejillo y directamente decidí saltármelo. Soy la primera que tiene mil cosas que hacer, clases, prácticas, vida social, estudiar y etc etc; no puedo permitirme reservar un hueco fijo para escribir. Todos los días escribo, sí, pero un día por la mañana, otro por la noche, al siguiente en una cafetería y hoy tirada en la cama. Nadie puede decir que no tiene 15 minutos al día para escribir, pero sí que es más complicado arreglárselas para hacerlo todos los días a las 18.35. Entonces, lo que yo propongo es simple: en el primer momento del día que veas que puedes escribir sin remordimientos (o con ellos, da igual) HAZLO.

Si no te pones excusas a ti mismo, conseguirás escribir todos los días. Hay varios trucos que te pueden ayudar, uno de ellos es compartirlo con tu círculo de amistades para que te dé tanta vergüenza fallar y que te tachen de “rajao” que no falles. Otra cosa que recomiendo encarecidamente es que marques en un calendario cada día que escribes. Yo uso una aplicación que hace cruces rojas si lo consigues y círculos naranjas si no. Me da tanta rabia poner un círculo entre tanta cruz que no pienso saltarme la escritura ni un día.

Clic en la imagen para ver su versión completa. Nombre: Calendario días tachados.jpg  Visitas: 15  Tamaño: 36.4 KB  ID: 26890

Mira, todos estos días pueden ser días que has escrito…

Una vez que te has puesto a escribir, mi siguiente consejo es que seas eficiente. Por enésima vez, nada de redes sociales mientras escribes, ni de levantarte a la nevera (a menos que lleves mucho rato) ni, por supuesto, escribir dos cosas a a la vez. Hay muchos programas para escribir sin distracciones en el ordenador, pero si prefieres hacerlo en office también puedes evitar las distracciones con las que Internet nos tienta. Lo más eficaz es posiblemente apagar el wifi, así cortas el problema de raíz. Si no quieres ser tan drástico haz lo que hago yo: tener todas las redes sociales, artículos que sigo y potenciales distracciones en el móvil. Así, el ordenador lo asocio a cosas de trabajo, como pasar apuntes, hacer proyectos y escribir. Lo único que tienes que hacer entonces es apartar el móvil mientras escribes, basta con que lo apagues o lo pongas en otra habitación.

Vamos a lo siguiente. Una vez que estás escribiendo todo concentrado y sin distracciones ¿cómo saber si lo estás haciendo bien? Mi consejo (y creo que el de todos) es simple: ponte metas. Puedes hacer dos cosas, intentar escribir más de X palabras o hacerlo durante más de Y minutos. Personalmente, creo que cada una le funciona mejor a un tipo de persona. Por ejemplo, si eres lento escribiendo ponte una meta por palabras, dependiendo de lo que quieras conseguir y no pares hasta haberlo conseguido (o hasta que te veas obligado a salir por ese rollo del apocalipsis zombie). En cambio, si te ves con tiempo prueba a escribir, por ejemplo, más de media hora al día. O también puedes ponerte una meta distinta cada día. Lo que veas. Yo personalmente intento escribir más de 500 palabras diarias, pero si estoy teniendo un día particularmente malo me contento con haber estado un rato sentada escribiendo. Al principio cuesta, pero después de unos cuantos días os sentiréis “on fire” y con ganas de seguir. Os habla la voz de la experiencia. Y ¿quién sabe el oro que puede haber entre todas las frases que escribáis?

De esta “meta” no, membrillos…Ay, cuánto daño ha hecho Breaking Bad.

Bueno, pues ya está. De momento habéis conseguido escribir todos los días. Si el objetivo era ponerse ya os podéis dar por satisfechos. Pero otro consejo universal que os habrán dado es que dediquéis un rato a corregir vuestros escritos. Yo matizo. Eso depende. Preguntaos ¿qué quiero conseguir con lo que estoy escribiendo? Si estáis escribiendo una novela o en general cualquier obra que vayáis a intentar publicar, aunque sea a largo plazo conviene que algo de vuestro precioso tiempo y esfuerzo lo dediquéis a corregir. Por otro lado, si escribís para concursos, que ojalá sea el caso, también estaría bien. Sin embargo, si vuestro objetivo sólo es llenar la carpeta “Relatos” del ordenador y practicar con vistas al futuro quizás no sea necesario.

Cualquier escrito corregido gana bastante, aunque también depende de tu estilo como escritor: algunos se dedican a verter en el papel todo lo que les viene a la mente y ya lo arreglarán más tarde. Otros, como yo, vamos corrigiendo sobre la marcha un adjetivo aquí, una palabra repetida allá…Si sois de este segundo grupo, tus correcciones corren mucha menos prisa  que si sois del primero.

Muchos escritores dicen que es difícil dedicarse a corregir día a día porque eso implica tiempo en el que no están escribiendo. Si sois personas con un horario apretado, mi recomendación aquí es que pactéis con vosotros mismos. ¿Cómo? Pues eso, que convalidéis palabras corregidas por palabras escritas, computéis por minutos en general, o algo por el estilo. Eso sí, tenéis que ser aún más estrictos si cabe. No vale cambiar “escribiré 500 palabras al día” por “corregiré 500 palabras al día”. Pactar con uno mismo es oscuro y alberga horrores, porque os arriesgáis a acabar siendo demasiado blandos y un día, de pronto, descubrir que lleváis diecinueve días sin escribir.

Esto es lo que te puede pasar si se te va la mano pactando contigo mismo...

Esto es lo que te puede pasar si se te va la mano pactando contigo mismo…

Esto me lleva a una pregunta clave ¿y qué pasa si fallo? SHAME ON YOU! Aparte, está claro que no te vas a ir de rositas (o sí, depende de cómo te estés tomando esto, y que quede claro que cualquier decisión que tomes es perfectamente respetable). Los seres humanos funcionamos con recompensas y castigos. Si eliges recompensa puedes optar por muchas cosas: postre rico o cualquier cosa que te guste cada día de escritura, darte un capricho cuando lleves un X número de días seguidos, comprarte libros o cualquier cosa que te apetezca. La verdadera clave está en no tener recompensa los días que no cumples (aquí Capitán Obvio). Por otro lado, el sistema de castigos puede ser más drástico, pero en mi opinión, también acaba siendo más eficaz. Puedes optar por perder dinero cada vez que falles (si por ejemplo lo dedicas a ONGs haces a la vez una buena acción, e incluso hay apps que lo harán por ti), por cancelar los planes que tenías o por cualquier cosa. Eso sí, debe ser algo que de verdad te moleste, no vale decir “Uy, como no he escrito, hoy no puedo recoger el lavavajillas, qué lástima…”. Lo repito, sé estricto.

Y bueno, hasta aquí todos mis truconsejos. Si éstos no te motivan para escribir a diario, nada lo hará. Es broma, posiblemente lo haga cualquier otra cosa. Para hacer un resumen breve que les vendrá bien a los que se hayan saltado párrafos: escribe a diario,  sé eficiente, ponte metas, intenta corregir y sobre todo sé estricto. Si os tenéis que quedar con una sola enseñanza del artículo que sea la siguiente: “No te hagas trampas a ti mismo, porque no te llevarán a ningún lado”. Y lo pongo en negrita y subrayado para que os quede a todos bien claro.

Shame on you también si te haces trampas a ti mismo!

Shame on you también si te haces trampas a ti mismo!

Espero que el artículo os haya gustado y sobre todo, que os resulte útil. Si podéis, dejad un comentario explicando vuestros truquillos para compartirlos con todos. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Anuncios

7 comentarios el “Truconsejos para ser más productivo escribiendo

  1. ponunapeli
    octubre 27, 2015

    Muy buenos consejos, últimamente me cuesta bastante ponerme a escribir, seguro que este artículo me resulta útil.

    Me gusta

    • soyperry
      octubre 27, 2015

      Muchas gracias y mucho ánimo con la escritura ^^ ¡Me alegro mucho de ser útil!

      Me gusta

  2. Libro lector
    noviembre 5, 2015

    Se agradece.

    Le gusta a 1 persona

  3. Código y Arte (@codigoyarte)
    diciembre 14, 2015

    Hola, Raquel: ¿Qué programita es ese que te permite marcar los días con cruces y otros símbolos? Me puede interesar. Buen artículo.

    Me gusta

    • soyperry
      diciembre 15, 2015

      Ups, creía que lo había puesto. Si no me equivoco, se llama 7weeks pero hay muchos similares, como GoalTracker. ¡Gracias, un saludo!

      Me gusta

  4. Pingback: El Bullet Journal o cómo un cuaderno te robará el corazón | Relatos en la Isla Tintero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 9, 2015 por en escribir y etiquetada con , , .

Contador de visitas

  • 34,558 visitas

Introduce tu dirección de correo electrónico para recibir un email avisándote de cada nueva entrada

Follow me on Twitter

A %d blogueros les gusta esto: