Relatos en la Isla Tintero

Isla Tintero es el lugar donde cualquiera que haya sentido alguna vez la llamada de las palabras debe parar al menos una vez en la vida.

Cinco ejercicios para ponerse a escribir

Nos cuesta ponernos. A la mayoría de nosotros nos gusta escribir, y sin embargo muchas veces nos encontramos vacíos, sin nada que decir. Algunos dicen que es “el bloqueo del escritor” , otros ni le han puesto nombre. Pero el problema es común a todos: no nos salen las palabras, y como no nos salen, no nos sentamos a escribir, y como no nos sentamos, no escribimos.

Creo que fue Picasso el que dijo que la inspiración debe encontrarte trabajando y no podría estar más de acuerdo, pero soy la primera que sabe lo difícil que es empezar a escribir sin tener ni idea de cómo empezar. He vivido en mis carnes el estar un año entero sin crear nada por el mero hecho de no saber qué escribir (y sé de sobras que fue culpa mía).

A mí en concreto me ayudaron las propuestas de escritura de Literautas (podéis ver algunas en su web) y a partir de ahí empecé a crear mis propios juegos de escritura. Desde entonces he escrito bastantes relatos cortos (aunque menos de los que me gustaría, me temo). Y por eso, en este post os traigo cinco juegos o ejercicios que podéis poner en práctica para libraros del bloqueo o simplemente, para empezar en alguna parte.

Quizás estéis pensando “¿Sólo cinco?”. Sí, lo siento, solo cinco, que son los que más me gustan. Pero esto no tiene límites, y siempre podéis dedicaros a inventar vuestros propios ejercicios o a cambiar los que os propongo si es que sois demasiado vagos (pero con amor ¿eh?). Así que bueno, vamos con los míos:

1.La frase inicial

Este es un clásico, y en concreto, el primero que probé. Consiste en, como la mayoría de vosotros ya sabréis, en comenzar el relato con una frase dada. Lo mejor de esto es que la frase no la eliges tú. A menudo lo que más nos cuesta no es escribir una historia, sino comenzarla, por ello este ejercicio es ideal para los que estáis bloqueados desde antes de empezar.

Lo primero de todo, como podéis suponer es escribir en nuestro documento de Word, o de Openoffice, o en nuestro papel si lo preferís esa frase inicial. El siguiente paso es el más difícil, pero se pasa rápido: solo tenéis que encontrar una frase que pueda continuar a la primera y que aporte algo más de información. Si lo conseguís, lo demás viene solo, lo prometo. Una vez que tenemos las primeras frases, las ideas fluyen y tú solo tienes que preocuparte de darles forma. Antes de que te des cuenta ¡enhorabuena! tendrás un relato o al menos parte de él. Y te habrás puesto, que es lo que buscábamos.

Encontrar la frase inicial puede ser relativamente sencillo y estoy segurísima de que lo vais a hacer sin que os dé ningún consejo. Pero por si alguno de vosotros prefiere tenerlo TODO TODO TODO por escrito, os doy mis ideas. Id a la página 20 del libro que queráis, buscad el primer punto y leed la primera frase a partir de él. ¿Ya la tenéis? Pues a escribir.

Si no habéis encontrado una frase que os pueda servir haciendo esto, dadle uso a los grupos de WhatsApp estos que no paran de sonar y lee una frase aleatoria o bien pide que alguien la diga. La primera vez que probé este método una amiga me dijo que “La tienda de animales está cerrada los miércoles” y de ahí pude sacar más de dos páginas de relato. Y si nada de esto os convence y queréis probar frases diferentes siempre podéis buscar propuestas de escritura en la Web, que fue lo que hice yo cuando se me ocurrió probar esto de la frase inicial. Concretamente, mi ejercicio fue este y de ahí conseguí sacar dos páginas de las que no estoy especialmente orgullosa, pero bueno, algo es algo.

Y por cierto, si buscáis alguna frase personalizada, contactadme por Twitter y estaré encantada de regalaros una.

Érase una vez una niña con un hermoso pico de ave...¿te atreves a seguir?

Érase una vez una niña con un hermoso pico de ave…¿te atreves a seguir?

2.El crimen del frutero

No tiene por qué ser un crimen, ni por qué ser un frutero, pero me gusta llamarlo así. Consiste en coger a alguien que conoces, ya sea personalmente como un amigo o un profesor o solo de vista como sería el caso del frutero, y hacer que haga algo inverosímil. Un crimen es, posiblemente, lo más fácil aunque también vale una doble vida como adiestrador de dragones, o un secreto oscuro.

Las ventajas de este ejercicio es que ya tienes al protagonista, con lo cual te va a resultar mucho más fácil desarrollar la historia. Lo importante ya lo tendrás antes de ponerte a escribir y solo tendrás que dedicarte a rellenar. Además, también puedes obtener relatos muy interesantes si sabes combinar personaje y hecho.

Os dejo algunos ejemplos para que veáis que jugo se le puede sacar al asunto: un revisor de tren con una oscura maldición que hará que se convierta en cenizas si deja de sonreír, un joven que de noche asesina y de día planea practica con los pescados en la pescadería de su padre o una yaya que dedica su tiempo libre a reclutar adeptos para una secta de adoradores a Cthulhu.

No hay reglas, vosotros decidís. Solo una cosa: tened cuidado de lo que escribís a la horade colgarlo en Internet o mandarlo a un concurso, podéis estar violando algunas leyes de Copyright o ofendiendo a alguien si dais nombres reales.

3.Perry’s story papers

Creo que todos conoceréis ya los Rory’s story cubes, que son geniales para salir del bloqueo y escribir relatos breves o microrrelatos (si alguno no los conoce, que lea este artículo de El Libro Del Escritor). Con este juego-ejercicio yo propongo ir un paso más allá y es que los cubos tienen sus desventajas.

En primer lugar, no puedes tirar los dados cómodamente en un bus, ni en clase si es que pretendes ser discreto, y además y lo que más me molestaba es que siempre pasaba un buen rato mirando los dibujos, y si tenía prisa, a veces me empanaba y no escribía nada.

Yo le puse solución a esto e inventé mi propio sistema (que se pueden compaginar ambos, no creáis), bautizándolo con el nombre de su creadora, jeje. Lo único que tenéis que hacer es escribir unas cuantas palabras en papelitos, de la temática que queráis (o en general) y doblarlos como si fueran para un sorteo o algo así. Después los metéis en una bolsa, en los bolsillos o donde os quepan (que nadie se tome eso como una expresión malsonante, por favor) y procedéis a sacarlos. Podéis elegir si os basta con un par o si preferís sacar cuatro o cinco. La idea es escribir después un relato que contenga esos elementos. Las demás normas las ponéis vosotros.

Lo bueno de esto es que os pueden quedar relatos muy disparatados, pero también pueden ser el detonante para historias muy completas o ideas de esas geniales. Todo depende de los papelitos que guardéis en la bolsa. Además, si algo no os gusta no tenéis más que hacer un poco de trampas y sacar nuevos.

caja de ideas!

Si conseguís llenar una cesta así de palabras, podéis tener suministros de ideas para meses y meses…

4. Lo opuesto

Este es un poco más complicado, no a nivel de escritura, sino a nivel de elegir lo que vas a invertir. Básicamente lo que tienes que hacer es coger una historia y darle la vuelta. Un ejemplo chorras sería el de siete cabritillos secuestrando al lobo a espaldas de su madre, a un niño que es expulsado de una prestigiosa escuela de magia porque se descubre que sus padres no son los que se suponía que eran y que se ve sin nada en la calle, o un mundo de ciegos en el que de repente la gente empieza a ver. Lo que queráis.

Darle la vuelta así no, tontos...

Darle la vuelta así no, tontos…

La dificultad radica en que no dando la vuelta a cualquier historia conseguirás un relato decente, pero creo que en general basta con que pruebes cuatro o cinco (mentalmente) para dar con la apropiada. A partir de ahí el papel es tuyo y no dudéis que os pueden salir historias geniales. Los pros de este ejercicio es que ya tienes el relato prácticamente escrito desde antes de empezar, solo tienes que plasmarlo en el papel y ocuparte de darle toda la coherencia necesaria. Minucias, vaya.

Los contras son que muchas veces estos guiños están bien para compartir con los amigos o para guardar en la carpeta de “Relatos” del ordenador, pero para nada más. En Internet y en concursos te pueden acusar de plagio, o de insulto a una obra consagrada. Por si acaso, a menos que lo hayas disimulado muy bien, yo que vosotros no las difundiría mucho.

5. ¿Y qué pasó después?

Posiblemente, mi favorito. Es algo que todos hemos imaginado alguna vez. Y es que cuando el caballero rescata a la princesa de las garras del dragón ¿qué pasa con el dragón? (esta es la premisa de un relato que escribí hace nada y que espero que vea la luz algún día).

Es fácil escribir algo partiendo de esto, basta con hacerse las preguntas que haría un niño. La más recurrente es, creo yo, la que os propongo: escribir que pasa después del final, cuando la princesa se vuelve adicta a la cafeína y el príncipe empieza a engañarla con algunos duquecillos.

Lo más difícil de esto, creo yo, es hacerse las preguntas adecuadas y descubrir las respuestas. Es obvio que no todo os va a dar los mismos resultados, pero todo es cuestión de hacer unas cuantas combinaciones mentalmente antes de ponerse a escribir. Al final lo conseguiréis y antes de lo esperado, creedme.


Y hemos llegado al final. Espero que estos juegos/ejercicios/trucos os sirvan para algo, si no para crear una obra maestra al menos para poneros a escribir. Por experiencia propia os digo que una vez empecéis tenéis hecho lo más complicado. Dentro de nada pasaréis de juegos a escribir vuestras propias ideas.

Si os ha gustado, dejad un comentario y contadme qué ejercicios hacéis vosotros cuando estáis bloqueados o cuáles son vuestros trucos preferidos. ¡Nos vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 28, 2015 por en Uncategorized y etiquetada con , , , , , .

Contador de visitas

  • 34,558 visitas

Introduce tu dirección de correo electrónico para recibir un email avisándote de cada nueva entrada

Follow me on Twitter

A %d blogueros les gusta esto: